Saltar al contenido Saltar a la navegación Información de contacto Buscar

Carta del Presidente de la Federación a todos los asociados respecto a la situación de la Federación en estos momentos de la pandemia

Estimado/a compañero/a:

Han pasado ya prácticamente sesenta días desde que se decretó el Estado de Alarma y el consecuente confinamiento para todos, en nuestros lugares de residencia. Si me lo permitís, quiero dedicar unas líneas en apoyo, solidaridad y reconocimiento a vuestra labor.

Los que habéis estado, y estáis, o estamos, en primera línea, al frente de Ayuntamientos, en muchos momentos desbordados por las circunstancias, en situaciones dolorosas, acuciantes, al lado de las familias y personas más vulnerables, ya sea por la soledad de la vejez, por la lejanía de los familiares más queridos o por el cese de los pequeños negocios que son el pan de cada día para muchos de nuestros convecinos..., todos hemos conocido de primera mano los terribles efectos de esta espantosa pandemia, y hemos tenido que hacer frente a la misma en una situación hasta hoy desconocida en nuestra reciente historia democrática.

El mundo, nuestro mundo, ha cambiado inexorablemente, ha golpeado nuestras almas, nuestras ilusiones y nuestro concepto de convivencia social, dejándonos en el pensamiento la certeza que ya nada será igual, y que la realidad social será otra durante muchos años. Se han puesto en valor principios como el de solidaridad, esfuerzo, dar y servir. Y qué decir de todos aquellos que están dando su salud y hasta su alma por este país y sus gentes. Me refiero a los sanitarios, trabajadores de residencias de mayores, personal de los ayuntamientos, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y tantos y tantos colectivos. Para todos ellos, nuestro reconocimiento y homenaje.

Desde la Federación hemos tenido que hacer un paréntesis en nuestras reivindicaciones, tanto en el ámbito tributario y legislativo, respecto al tratamiento fiscal de las grandes infraestructuras hidroeléctricas, como en el resto de cuestiones reflejadas en las conclusiones de la última Asamblea celebrada en Toledo el pasado mes de noviembre. No obstante, hemos estado, y continuamos estando, en contacto y cooperando con las asociaciones amigas de carácter municipalista y rural, para que, una vez vayamos saliendo de esta aciaga etapa que nos ha tocado vivir, nos encontremos ya en la mejor situación para volver a estar presentes y visibles en todos los foros en la defensa de los legítimos intereses de nuestros municipios.

Hoy, más que nunca, la sociedad nos demanda amplio consenso y trabajo conjunto para recuperar la ilusión y la esperanza truncadas en este tiempo. Estoy seguro que sabremos dar a nuestros vecinos las soluciones que exigen, a las que, sin duda, tienen todo el derecho y, por supuesto, merecen.

El camino hacia la recuperación económica y social será largo, pero es seguro que lo vamos a lograr, paulatinamente, con responsabilidad, incrementando de forma prudencial las actividades en todos los órdenes y, sobre todo, teniendo muy presente el grandísimo sacrificio soportado por nuestros mayores, y también por los más jóvenes, siendo todos ellos grandes ejemplos para los demás.

Una de las lecciones que extraemos de ésta situación, es el hecho, absolutamente incontestable, de que la pandemia se ha soportado de una forma más humana y atenuada en la denominada España vaciada. Esta realidad debe ser motivo de reflexión y debate, en un futuro próximo respecto a la clase de sociedad que queremos y deseamos para nuestros hijos. Es evidente que algo, o más bien mucho, debe cambiar en nuestra forma de vida: hábitos y costumbres, objetivos y metas...

Con sentido común, y con mucha cautela, debemos caminar ya hacia esa “nueva normalidad” que la actual situación impone, juntos, como la sociedad nos demanda, recomponiendo entre todos el tejido social y económico del país, con humildad, sí, pero con toda la determinación que seamos capaces, cada uno desde su territorio, con ánimo y confianza, hasta conseguirlo.

Amigas y amigos, estad seguros que, entre todos, lo vamos a conseguir. Lo peor ya ha pasado.

Un abrazo enorme,

     

Fdo. D. Francisco Pérez Torrecilla

Presidente de la Federación