Saltar al contenido Saltar a la navegación Información de contacto Buscar

La Federación se reúne con el Secretario de Estado de Medio Ambiente

La Federación de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses (Femembalses) mantuvo el martes pasado una reunión con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán. A la misma asistieron la secretaria general, Maite Bardají; el vicepresidente, Rosendo Fernández; el responsable de la comisión de despoblación, Amador Marqués; y el secretario general para el Reto Demográfico, Francisco Boya. 

Los municipios de la Federación, cedentes de agua y energía eléctrica a través de los embalses construidos en el pasado siglo, no renunciamos a reclamar una parte de los beneficios que generan estas infraestructuras, sobre todo ahora que están caducando las concesiones de las centrales hidroeléctricas para ser revertidas al Estado. La lucha se inició hace varios años, de momento sin éxito, ya que municipios como Bielsa, Tella-Sin o Panticosa no han logrado compensaciones cuando esos saltos han pasado a titularidad pública, pese a que parte de las instalaciones están en suelo municipal. Todo lo contrario, ya que han dejado de percibir el Impuesto de Actividades Económicas.

Maite Bardají se ha mostrado satisfecha porque el secretario de Estado de Medio Ambiente, al menos, se ha comprometido a contar con ellos. Su departamento, las confederaciones hidrográficas y la Secretaría de Estado de Energía trabajan en un documento para ver qué se hace con estas reversiones en el futuro. "Han prometido que contarán con la Secretaría de Reto demográfico, y eso supone dar participación a los territorios para que podamos hacer nuestras aportaciones".  

Durante la reunión, los representantes de la Federación expusieron a los altos cargos ministeriales su manifiesto sobre el futuro de las concesiones hidroeléctricas en España. En el mismo se señala que la experiencia de las primeras concesiones hidroeléctricas caducadas en el Pirineo (Barrosa y Urdiceto, en Bielsa; El Pueyo de Jaca, en Panticosa; Lafortunada-Cinqueta, en Tella-Sin, y Campo, en el municipio del mismo nombre) ha mostrado "una serie de disfunciones en el proceso de reversión", como la dilación de los procedimientos de tramitación, que de hecho ha permitido a las empresas privadas seguir obteniendo beneficios más allá del periodo concesional; la eliminación del IAE; o el mantenimiento de los títulos de ocupación de monte público al margen de los ayuntamientos. 

Ahora que las confederaciones hidrográficas recuperan sus derechos, las decisiones deberían tener en cuenta al territorio, con una serie de medidas legislativas que entre otras cosas lo compensen por los servicios prestados. Es "una deuda histórica" para con las zonas rurales aquejadas de gravísimos problemas de despoblación. 

La Federación insta al Gobierno a que en el nuevo modelo de gestión y explotación de las infraestructuras hidroeléctricas que se implanten con motivo de la caducidad y extinción del período concesional, mediante la modificación legal en la Ley de Haciendas Locales, garantice en todo momento la continuidad y efectividad de la tributación municipal para este tipo de actividades económicas.   

Al mismo tiempo insta al Gobierno a que el desarrollo normativo futuro contemple la singularidad de los territorios afectados por centrales hidroeléctricas y embalses y las compense; a las confederaciones hidrográficas a actuar con "mayor transparencia"; y al Ministerio para la Transición Ecológica a tramitar los expedientes de reversión "sin retrasos" y sin dejar caducar los expedientes.