Saltar al contenido Saltar a la navegación Información de contacto Buscar

Los embalses se postulan como motor económico

El vicepresidente de la Diputación toma parte en un congreso que analiza su potencial. Los deportes náuticos, de aventura o el termalismo son algunas de las posibilidades que se han analizado

El vicepresidente de la Diputación de Ourense, Rosendo Fernández, participó este martes en la localidad de Castuera (Badajoz) en el I Congreso "El embalse como motor económico del territorio", que organiza la Federación Nacional de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses, de la que forman parte 38 concellos ourensanos. El evento reúne a municipios rurales afectados por embalses, administraciones públicas y empresas y profesionales que hacen uso de los presas para desarrollar actividades de turismo activo y de interior.

Rosendo Fernández participó en la mesa redonda sobre la importancia de la transversalidad en los movimientos y asociaciones municipalistas rurales, donde expuso los proyectos que apoya la Diputación en la provincia de Ourense referidos a turismo, termalismo y deportes náuticos, "aprovechando la idoneidad de las aguas ourensanas para combinar la práctica de disciplinas deportivas como el remo o el piragüismo con el ámbito termal y con el turismo de naturaleza", señaló el vicepresidente.

 

En la ponencia, Rosendo Fernández dijo que los embalses permitieron en la provincia de Ourense "impulsar una vertiente turística, deportiva y lúdica del uso de la agua", y citó entre otros ejemplos las competiciones de piragüismo que tienen como escenario la provincia; el desarrollo turístico de la Ribera Sacra y los cañones del Sil, con los recorridos en catamarán; o el centro de alto rendimiento deportivo instalado en Laias para selecciones nacionales de remo y piragüismo. Temas como el turismo rural y los deportes de aventura, así como debates sobre la legislación ambiental de las diferentes comunidades autónomas y la necesidad de armonizar la misma se tratarán en este foro.

Fuente: La Región